Un complemento imprescindible  para miles de novias es el velo. Aunque últimamente han ido ganando fuerzas los tocados, todavía son muchas las mujeres que apuestan por el tradicional velo como elemento imprescindible del día B. A lo largo del tiempo, las modas han ido cambiando y la forma, material y manera de ponerse los velos también. Aquí os damos algunas ideas.

Lo más habitual suele ser llevarlo enganchado al recogido, como hizo la actriz Paula Echevarría (en la foto). Ella optó por un velo amantillado y extra largo, superando varios metros la cola del vestido.


Por supuesto, cualquier tipo de velo puede quedar bien colocado en este estilo. Desde los de tul más sobrios a los amantillados.

En Franc Sarabia encontramos este velo de plumeti perfecto para este estilo. Y en Rosa Clara ofrecen varias opciones de velo amantillado, como el de la imagen.

Ya hemos hablado en este blog de los velos pirata y también pusimos de ejemplo a Ariadne Artiles en su boda con Fonsi Nieto. En su caso lució una fina mantilla, o velo amantillado, y lo ideal es optar por la melena suelta, si se opta por este estilo. Aún así, todo es hablar con la peluquera y estudiar opciones para no renunciar al recogido.


En Yolan Cris encontramos esta opción, muy hippy, y en Franc Sarabia la de la derecha, más clásica.

Aunque en la foto no se aprecia demasiado, la hija de Carolina Herrera también escogió un velo amantillado que cubría ligeramente parte de la cabeza. Se trata de una opción intermedia entre el pirata y el que se engancha en el recogido.

En Yolan Cris vemos este, que aunque colocado quizá demasiado estilo Virgen María, no está nada mal.

Y otra opción discreta y elegante  que también puede colocarse de este modo es éste de Rosa Clará.