El protocolo dicta que a una boda no se debe ir ni de negro ni de muy corto, pero todas sabemos que el LBD (Little Black Dress) es un comodín perfecto para cualquier ocasión.

Tener un LBD en el armario saca de mil y un apuros. Si elegimos un modelo de corte clásico, sin adornos podremos reutilizarlo una y otra vez, combinado con distintos complementos y colores. Además, un LBD puede ser tan elegante como los complementos o colores que elijas.

Los diseñadores siempre apuestan por incluir estos básicos en sus colecciones, como por ejemplo en la colección Too Cherry 2010 de Hannibal Laguna:

El primero, en raso con escote corazón y cinturón con botones:

LBD hannibal laguna - I

El segundo es igual que el primero pero lleva detalles de pedrería en escote y bajos:

LBD hannibal laguna - III

El siguiente, en raso drapeado con gran escote barco:

LBD hannibal laguna - II

Pero para encontrar un LBD no es necesario ir a colecciones de primeros de diseñadores. En la colección de Mango de este año hemos encontrado un amplio surtido para todos los gustos. Allá van algunas propuestas:

Con manga japonesa adornada con volantes, un poco estilo hombrera:

LBD M

Palabra de honor combinando tela mate con raso:

LBD Mango I

Totalmente sencillo: tirantes y escote en V, un acierto seguro:

LBD Mango II

Estilo Charleston en este vestido de tirantes completamente forrado de flecos:

LBD Mango III

El siguiente modelo recuerda a los vestidos infantiles: canesú, botones, cuello, volantes en el bajo y lazada en la cadera:

LBD Mango IV

Glamour total para este vestido de gran escote y tirante fino por la falda con tejido que imita plumas:

LBD Mango IX

Escote a la caja y manga japonesa en este sencillo modelo:

LBD Mango V

Escote asimétrico y ceñido al cuerpo:

LBD Mango VI

Muy sexy: gran escote corazón (Quizás este no sea demasiado adecuado para acudir a una ceremonia…)

LBD Mango VII

Sencillez en raso: tirante ancho y escote en pico:

LBD Mango VIII

¡El abanico de posibilidades es inagotable!