Lujo y más lujo. ¿Por qué no?  Si eres de las que se rinde a los brillos, no creas que debes olvidarlo para tu vestido de novia. De los que son pura joya a los que simplemente optan por adornos y ribetes de pedrería. Hay múltiples opciones.

Imagen 5Modelo joya Manuel Mota

Vamos de lo más exclusivo a lo más asequible. Para empezar, dos modelos de Manuel Mota hechos con cristales Swarovsky que no encontrareis en las tiendas. Los mostraron en la última Pasarela Gaudí y, que nosotros sepamos, son diseños hiper excluivas.

Lovely Rosa ClaraModelo lovely Rosa Clara

También difícil de conseguir, aunque no imposible, es este modelo de Rosa Clará. De nombre Lovely tiene un cuerpo enteramente de pedrería y una falda un poco abullonada con un lazo gigante detrás. Su espectacularidad, y precio (alrededor de 3.000 euros), provoca que no lo tengan en todas las franquicias.

Vestido Jesús Peiró

En Jesús Peiró no abusan de la pedrería, pero algunos modelos como éste sí cuentan con ella. Los tejidos vaporosos quedan perfectamente conjuntados con esta banda de pedrería bajo el pecho.

Hannibal LagunaHannibal Laguna

Por su parte, Hannibal Laguna carga todos los ornamentos en el cuello. Estos dos modelos de estilo griego son un buen ejemplo, con unos cuellos estilo halter que resplandecen por sí mismos y que quedan perfectos con la sobriedad del vestido.

Raimon Bundó

¿Más opciones? Pues en la colección de Raimon Bundó destaca la inspiración grecorromana y las cadenas y detalles de pedrería dorada.